Translate

martes, 24 de julio de 2012

PACAMAMBO, de Wajdi Mouawad


Si aceptamos vivir, debemos aceptar también morir.

Texto y fotos: Salvador Perches Galván.



"Sé por qué intentamos mantener vivos a los muertos:

intentamos mantenerlos vivos para que sigan con nosotros.

También sé que si hemos de continuar viviendo llega un momento en que debemos abandonar a los muertos, dejarlos marchar,

mantenerlos muertos.

 Dejarlos que se conviertan en la fotografía sobre la mesa.

 Dejarlos que sean un nombre en las cuentas fiduciarias.

 Soltarlos en el agua.

Pero el saberlo no me hace más fácil tener que soltarlo en el agua.

Joan Didion, novelista, guionista de cine y periodista estadounidense.

En 2005 publicó el libro El año del pensamiento mágico,

 de donde procede la cita.



El principal fin de la Tanatología, es el de desmitificar la muerte y el morir, aprendiendo a convivir con ella, para que partiendo del conocimiento personal, cultural, social y a la luz de la ciencia podamos todos, no solo vivir, sino también morir con dignidad. Tanatología, procede del griego thánatos (muerte) y logía (ciencia). Ciencia encargada del estudio de la muerte. Término acuñado por el ruso Elie Metchnikoff.
1. Rabia

JULIA

¿Qué manía es esa que tiene de venir a la casa de la gente y quitarles a un ser que aman, sin un hola ni adiós irse como si nada hubiera pasado?

¿Cómo es posible que en algún momento de nuestra vida tengamos siempre que toparnos con usted?

¿Porqué usted siempre está ahí?

¿Quién es usted?

¿Qué es lo que quiere?

¿Por qué llevarse a mi abuela?

Y además mire en qué estado pone usted a los que se lleva

¿Le parece que eso es bonito?

¿Le parece que eso es como para presumir?

Después de tres semanas de investigación, Julia es encontrada, encerrada en el sótano con su perro y el cadáver de su abuela en estado de descomposición. El psiquiatra pregunta. Ella responde que la luna vino a buscar a su abuela para ir al otro mundo, Pacamambo.

Julia tiene 12 años, su abuela, María María, acaba de morir. Siente tristeza y rabia. Sobre todo rabia, porque La Muerte no tiene ningún derecho de quitarnos a los seres que amamos. Por eso ella y su perro Gordo deciden conservar el cuerpo de María María hasta que la Muerte venga a hablar con ellos. Y ya que la tengan enfrente le van a decir dos o tres cosas…y de paso, le van a partir su madre…porque eso de llevarse a quien más queremos en el mundo NO SE HACE. Cuando se da el encuentro, la situación es muy distinta y proporciona una explicación muy simple: “Si usted acepta vivir, usted acepta morir”.

Pacamambo una obra dura, y a la vez poética que nos reconcilia con la muerte.




2. La Luna

LA MUERTE

Bueno, si lo vemos así tienes razón

Pero qué quieres, soy La Muerte, y no es un papel fácil de interpretar pero es el que me tocó

Me encargo de venir a decirle a todos y a cada uno, que ya le toca, que es tiempo de partir.

Hugo Arrevillaga, uno de los pilares del teatro mexicano de la primera década del joven siglo XXI, vuelve a su autor favorito, Wajdi Mouawad, con un texto que el talentoso director ya había montado hace más de un lustro: Pacamambo. “Digamos que Pacamambo es el lugar al que se llega cuando uno recupera su corazón de niño, ese que era fuerte y libre. Pacamambo es también el lugar donde uno se convierte en aquellas personas a las que ama y que físicamente ya no están. Y también es el cariño, la amistad y todos los recuerdos”.




3.-Plan de ataque

JULIA

Pacamambo es el lugar a donde no se llega jamás

¡En la vida no se llega jamás, se sueña!

Eso también me lo decía María-María

Pacamambo es el país donde se reconoce a la gente como gente

María-María me dijo que los hombres son los únicos que se preguntan si los otros hombres son hombres.

“Decidí llevar a escena este texto, por segunda ocasión, porque desde el primer encuentro que tuve con él, en medio del dolor y la tormenta que la muerte de mi madre había dejado sobre mi y mi familia, sus palabras se convirtieron en bálsamos, en una delicada cobija que encontramos en medio del bosque para guarecernos del frío. Hacer esta obra fue como si alguien nos diera un fuerte abrazo de oso y nos hablara de esperanza y amor, como si alguien hubiera abierto la ventana para que pudiéramos ver de nuevo el amanecer y escuchar el mar”.



4. Blanco y negro

JULIA

Porque la Luna es una gran lámpara iluminada en el cielo para que aquellos que saben leer en el cielo puedan descubrir el camino que lleva a Pacamambo

Y Pacamambo es el lugar de todas las luces

Mi abuela me lo dijo y juntas fuimos a Pacamambo

Me interesaba regresar a Pacamambo porque ésta fue la primera obra que monté de Wajdi Mouawad. Me interesaba dibujar de nuevo sus palabras, escucharla, sentirla cerca, porque el teatro es una de las formas más bellas que tengo para volver a hablar con mi madre, que murió. Creo profundamente en eso, en que a través del teatro puedo hablar con alguien que físicamente ya no está”.



5. El tercer cajón

JULIA

En Pacamambo tendré una piel profunda y viva hecha del color de mis deseos.

Pacamambo es una palabra que hay que pronunciar cuando se  sabe que la vida es la muerte, que la muerte es la vida

Cuando se sabe que se puede ser el otro

“Es difícil hablar de Pacamambo. Difícil como hablar del amor, de la vida o de la muerte; como contestar preguntas de un niño o entender que alguien a quien amas ya no está a tu lado, en todos esos casos lo mejor es dejar que hable el corazón, porque hablar de Pacamambo es abrirse un poco el pecho, dejar salir la alegría y la tristeza, y reconocer que cada uno de nosotros morirá algún día y que por esa sencilla y elemental razón la vida es algo invaluable”.



6. El sótano

JULIA

¿Y también para mí es el momento de partir?

LA MUERTE

Depende de ti

JULIA

¡Ah, pues si depende de mí, no nos volveremos a ver nunca!

LA MUERTE

Por el momento depende de ti. Pero llegará el día en que dependerá de mí

Vendré y entonces será tú turno

JULIA

¿Pero de qué se trata?

¿Por qué tienes que volver?

¿Por qué no te quedas en tu casa?

LA MUERTE

Julia Un día todas las cosas me seguirán, una tras otra

Un día el mismo Universo me conocerá los planetas, las estrellas, la Tierra y todos los animales.

Cada hombre y cada mujer, uno después de otro me conocerán, así como tu abuela me conoció.

Esta obra sigue siendo un susurro en mi oído, un corazón que me dice que la vida es breve y hermosa y que en medio de la cotidianeidad más apabullante está la luz del amor y la amistad que nos salvan del olvido, regalándonos la eternidad en el corazón de los que vienen detrás.”




7. Primera semana

JULIA

Hay cosas que jamás la seguirán! Porque por más Muerte que Usted sea

Pacamambo nunca morirá porque Pacamambo no está en la vida

Pacamambo, es un país donde todo se parece a mí y de nada sirve que se haya llevado a mi abuela ¡Porque no se la llevó totalmente!

¡Ya que hoy yo le estoy hablando de ella!

¡Ya que hoy decido que yo soy ella

Que soy su cuerpo y su color

¡Y que es Pacamambo

El país donde uno se convierte en el cuerpo de los que ama!

Entonces no hay olvido

Entonces no hay muerte

Soy yo quien decide

Y sé que Pacamambo no es más que una historia que mi abuela me contaba a la hora de dormir

Pero es bella y es grandiosa y contra eso no puedes hacer nada porque está en mi cabeza, en mi corazón, en mis sueños.

A mi abuela, puedes llevártela si quieres, pero jamás podrás entrar en mi cabeza ni quitarme todo lo que tengo adentro

Y si un día, mañana por la mañana me despierto con ganas de pensar en ella no podrás hacer nada contra eso

LA MUERTE

Sabes, Julia mi objetivo no es hacer daño ni poner triste a nadie

Sólo soy una prueba de la existencia, como la vida.

Si aceptas vivir, aceptas, sobre todo, morir

Son las reglas del juego y ahora, creo que te voy a dejar Julia

En fin, tal vez Pacamambo sólo sea una hermosa historia que se cuenta para acariciar el alma, sobar un poco el corazón y aliviar el resto del camino. Hacerla fue como si alguien nos diera un fuerte abrazo y nos hablara de esperanza y amor, como si alguien hubiera abierto la ventana para ver de nuevo el amanecer y escuchar el mar. Sea lo que sea, está ahí, como un paisaje al final del horizonte, lleno de esperanza. Pacamambo es una historia dulce, tierna, acariciadora y muy reconfortante, sobre todo, en ciertos momentos”.



8. Ojos

JULIA

¡¿Ya?!

LA MUERTE

Sí, ya me retrasé bastante

JULIA

¡Pero si acabas de llegar!

LA MUERTE

Ves, pequeña Julia me desprecian mucho pero se acostumbran rápidamente a mi presencia.

Voy a dejarte antes de que te encariñes demasiado conmigo y yo contigo

Me voy de aquí diciéndote: Julia, hasta uno de estos días, no inmediatamente, pero un día, cuando te toque, me verás llegar. Habrás vivido una larga vida conocido alegrías y tristezas, habrás amado, habrás tenido hijos, nietos a los que también les hablarás de Pacamambo y ellos sufrirán al verte partir conmigo, pero como el tiempo habrá pasado quizá estarás un poco contenta de volverme a ver

Si es así, te felicitaré, porque, Julia, habrás entendido tanto como tu abuela que hay cosas que yo, La Muerte no podré llevarme jamás: El recuerdo, el amor y la amistad

Sólo los que entienden eso pueden aún tener la esperanza de encontrar nuevamente el camino que lleva a Pacamambo.

Hasta entonces, Julia, te deseo una vida buena


Esta magnífica puesta en escena es sin lugar a dudas un notable logro de Hugo Arrevillaga al frente de la Compañía Tapioca Inn y de su equipo, al volver a traer esta obra a nuestra cartelera, ahora acompañada de la tetralogía La sangre de las promesas. Pocas son las oportunidades en que en un espacio público y artístico se aborda y desmitifica el tema de la muerte de una manera lúdica y poética, permitiendo que niños y adultos puedan ver de frente a la muerte cuando, en el escenario se rompe el paradigma que de ella hemos huido a lo largo del tiempo. Pacamambo es un cuento infantil para adultos, un cuento trágico para niños o la combinación de ambos si así se le quiere ver. En esta obra se ponen más claras que nunca las reglas del juego: “Si aceptamos vivir, debemos aceptar también morir”. Se comprende la vida y la muerte como un proceso. 



9. Muerte

MARÍA-MARÍA

Pacamambo está en los ojos de cada niño porque sólo los niños conocen el camino a Pacamambo

Ojalá supieras cuántos pétalos de rosa fueron necesarios para hacer los perfumes que tienes hoy entre tus manos

Tú me miras y lloras pero es Pacamambo lo que escurre por tus ojos y tú me riegas con tu amor, esa es tu generosidad para ahogar el olor de La Muerte.


La compañía Tapioca Inn se inició como grupo artístico a partir de 2001 y como una compañía estable a partir del 2003. Los primeros integrantes se conocen a raíz de compartir, durante cinco años, la misma escuela de formación actoral: el Centro Universitario de Teatro de la UNAM. Casi al término de su carrera perciben la importancia y urgencia de autogestar proyectos que les permitan desarrollar sus necesidades artísticas y hacerse de una voz propia como generación.


10. Luz

MARÍA-MARÍA

Julia, Julia, si pudieras escucharme mi querida niña, hay tantas cosas que quisiera decirte

Regresa a la luz, recupera tus juegos de niña, ¡Recupera tu corazón de niña!

Pacamambo, curioso nombre para este país imaginario que permite a una niña aprender acerca de la muerte, a considerarla como parte de la vida, un mundo accesible y real. Extraño nombre para una obra de teatro - el aspecto de un hada - para un público de infantes, que, es de esperar deben asistir acompañados. Finura e inteligencia características poco comunes en un mismo texto y en una misma puesta en escena, que aborda un tema tan delicado a veces violento y duro. Una vez más el estilo de Wajdi Mouawad gratamente sorprende por su vitalidad y el tono, perturbador e impredecible como en otras de sus obras, aborda un tema serio - la muerte - en un tono a veces poético, a veces humorístico, a veces cruel. Pero el todo es siempre metafórico y significativo. Una oportunidad para hablar de la muerte a los niños, en términos realistas, pero no desesperanzados, para explicar la tristeza, la memoria y volver a la vida.

Hugo Arrevillaga nos introduce por los ignotos caminos de muerte de la mano de Julia y gordo (los esplendidos Sara Pinet y Miguel Romero) metamorfoseados en una tan espléndida como original; tan audaz como cálida carpa, creación, de Auda Caraza y Atenea Chávez, a cargo del diseño de escenografía e iluminación, que permite tener a los actores casi encima del publico, o al publico casi encima de los actores. María María esta interpretada por Concepción Márquez en una actuación memorable, dulce y enérgica y Pedro Mira como el psicólogo reconfirma su calidad histriónica con un personaje lleno de matices, los cuales el actor borda con meticuloso cuidado.

Con esta puesta en escena, el sensible, fino, inteligente y creativo (como evitar los elogios, no gratuitos, si necesarios, a un ser que tanto ha proporcionado a la escena nacional) Hugo Arrevillaga nos regala otra obra maestra, excepcional, y para muestra de su sensibilidad y respeto a la inteligencia del publico, baste la dedicatoria final de esta colaboración:

Pacamambo está dedicada a todos los niños que vinieron a platicar conmigo después de las funciones de Alphonse.

Hugo Arrevillaga

El teatro es de todos. ¡Asista!

Imprescindible, deje todo y corra a verla.


Pacamambo. De Wajdi Mouawad

Traducción de Raquel Uriostegui, revisión de Esther Seligson

Tratamiento y dirección Hugo Arrevillaga

Actuación: Sara Pinet, Concepción Márquez, Pedro Mira y Miguel Romero

Teatro Benito Juárez, Villalongín 15, Colonia Cuautémoc. A un costado del monumento a la madre. Metrobús Reforma.

Sábados y domingos 13hrs, hasta el 5 de agosto.




3 comentarios:

  1. Hola! muy buen articulo, y quería saber si tu tienes el texto de "Pacamambo" o si sabes donde lo puedo conseguir!
    Saludos
    Rodrigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu aportación, nos gustaría saber a que te refieres con el texto. ¿Qué texto necesitas?

      Eliminar
  2. Sabes donde puedo encontrar el Guión Teatral?
    te lo agradecería mucho...

    ResponderEliminar