Translate

viernes, 14 de octubre de 2011

NOCHE DE MUERTOS EN MICHOACÁN

Por: Secretaria de Turismo del Estado de Michoacán

La Noche de Muertos de Michoacán es el ritual más conocido que se realiza en la Región Lacustre de Pátzcuaro. La velación a los difuntos se realiza en más de 20 pueblos de alrededor tanto para los “angelitos” y como para adultos, sin embargo la que tiene mayor difusión es la correspondiente al la isla de Janitzio.

Los rituales más representativos que conforman el patrimonio cultural michoacano, destacan el hurto y recolección de elementos para la ofrenda colectiva que se construye a nombre del pueblo para los muertos que no tienen quien los recuerde (teruscan y campaneri, son respectivamente las traducciones purépechas de hurto y recolección), que tiene lugar en la madrugada del 30 ó 31 de octubre.


Entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre se lleva a cabo al elaboración del arco que usualmente se coloca en la entrada del panteón, este se realiza con el producto del teruscan y campanero, en honor a los muertos que no tienen quien los recuerde.


Por otro lado se realiza la caza de pato, con el fin de elaborar platillos para la ofrenda. La ketzitakua (la traducción literal es “ofrendar”, “poner algo a la mesa”). Es una ofrenda especial para quienes murieron durante el año en curso. Esta ceremonia se realiza en las casas donde residía el difunto y destaca el caso de Santa Fe de la Laguna. La mayor parte de los pueblos que realizan esta ceremonia lo hacen el 1 de noviembre.


La velación a los difuntos es una tradición que tiene lugar en los cementerios y es la ceremonia más conocida a nivel internacional, de entre todas las que se practican en Michoacán. La mayor parte de las comunidades la lleva a cabo al anochecer del día 1 hasta el amanecer del día 2 de noviembre, la cual consiste en llevar los platillos que prepararon para ofrendar a sus muertos, y elaboran las ofrendas florareles, las cuales se forman con tzempazúchitl, pero también es tradición colocarle orquídeas endémicas de la región conocidas como “flor de ánima”, además de figuras de azúcar, panes, frutas y pequeños presentes para el difunto, todo esto es colocado en la cabeza de la tumba y en la tumba misma.




Fotografías: Secretaria de Turismo del Estado de Michoacán

No hay comentarios:

Publicar un comentario