Translate

sábado, 6 de abril de 2013

CARLOS HAGERMAN invita un Vuelve a la vida.


Esta película forma parte de la película.

Salvador Perches Galván.

¿Cómo es que un buzo acapulqueño se casó con un top model estadounidense?¿Qué estaba buscando ella cuando manejó en su convertible desde Nueva York hasta Acapulco con su hijo de 3 años de edad? ¿Qué le pasó a este niño güero y pecoso que creció en un entorno que le recordaba día con día que era un gringo? Narrando una legendaria cacería de tiburón a mediados de los años setentas como el eje de la historia, conocemos a la familia Martínez Sidney y descubrimos los secretos de su extraño pasado. También tenemos una nueva perspectiva de la relación México-EUA. Es la sinopsis de Vuelve a la vida, el muy logrado documental de Carlos Hagerman, con quien tuvimos amena charla.


Salvador Perches Galván.- En una especie de prólogo en tu película se anuncia un desvió de tema, ¿por qué acabaste haciendo el documental sobre Perro Largo en lugar del que pensabas hacer?

Carlos Hagerman. En un inicio, lo que quería era hacer una investigación sobre una cacería de tiburón, legendaria en los años 70 en Acapulco, donde el Perro Largo leyenda viva, buzo reconocido, acapulqueño, amado en Acapulco, o sea, vamos a esta gran cacería, vamos a hacer esta película. Entonces me fui a entrevistar a los testigos que habían estado en esta cacería y lo que me paso es que me encontré con unos personajes y con unas historias fuera de serie, entonces en lugar de escribir un guion para ficción que es lo que yo quería hacer, termine mejor viéndolos a ellos y contando su historia.



S. P. G. Que es una historia maravillosa. Además de amado, amante el Perro.

C. H. Es el chiché a quien no le da curiosidad ver una película sobre la historia de amor entre la gringa y el lanchero. Es un chiché, lo hemos oído siempre pero conocerlos, ya de deveras, y lo que pasa es que es mucho más complejo, un amor intercultural, una familia que se forma a raíz de ese amor y una situación de migración, esta vez del norte al sur.

¿Por qué alguien que lo tiene todo en Nueva York, una top model famoso, portadas, Harpers bazaar, Vogue, de repente va a querer dejar todo eso por irse a vivir al centro de Acapulco, en una casita, con un buzo. Bueno, pues hay razones por las cuales la gente migra a México, tiene mucho que ver con el sabor de la vida, por eso se llama Vuelve a la vida, es el gran coctel porque son esta cantidad enorme de personajes que nos platican la película, pero también es regresar a la experiencia de vivir al máximo.

S. P. G. Como todo buen coctel lleva muchos ingredientes, muy bien mezclados. Un logro es el contrapunto entre la música y las imágenes, como en la escena que se recrea la caza, en donde participan toda la familia, todos los personajes representando el momento crucial en la vida de El Perro.


C. H. Estuve dándole muchas vueltas, todas estas entrevistas, toda esta gente platicándonos algo que no ves. Tu solito lo recreas en tu imaginación, entonces ¿por qué llegar a ese momento en el que nosotros lo podemos ver?. El documental generalmente lo que hace es que nosotros nos ponemos en manos de nuestros personajes y ellos son los que cuentan la historia, nosotros no somos los narradores de esas historia, pero como es una película sobre grandes narradores de historias. O sea, tú tienes un amigo que platica increíblemente, lo que sea, te puede platicar que fue a la farmacia ayer y te estás muriendo de risa, esos son los grandes narradores. Esta película se trata sobre los grandes narradores, como esta gran ansia de platicar las cosas y de hacer que las cosas se vuelvan cosas muy importantes para nosotros. Entonces yo quería también ser parte de esta narración, todas las entrevistas, todos estos grandes personajes iban a platicar esta historia pero yo también quería, como director platicar esa historia a mi manera, entonces sumamos, en vuelve a la vida, le picamos un poco de camarón, un poquito de pulpo, un poquito de pescado, pero en este caso es un poquito de este personaje, un poquito de este otro, un poquito de esta parte sabrosa de vivir, y, por otro lado estamos nosotros, John y yo, como cineastas, recreando ese momento y regalándoselos en formato de cine a la gente para que lo disfrute.

S. P. G. Regularmente se cuida de que en pantalla no aparezca el cable, no se vea la lámpara, y tu metiste lo que regularmente se saca, están grabando los testimonios y aparece un helicóptero, el personaje voltea al cielo buscándolo y en lugar de cortar siguen y lo dejan, ¿cómo decidiste incluir lo que regularmente se desecha?


C. H. Lo que pasa es que quiero hacer evidente que estamos haciendo una entrevista y que no importan estas cosas, es este juego entre ¿Quiénes somos los que contamos las historias? Y ¿qué es lo que queremos realmente decir con estas historias? Tenemos un formato, que es mas de video, en el que estamos acostumbrados al reportaje, pero también tenemos el formato de cine, son maneras diferentes y a la hora de yuxtaponerlas da más riqueza narrativa, igual que los silencios, o las veces que la gente se equivoca, o hace pausas, es diferente a editar nada mas la información, entonces esto en Vuelve a la vida sería como un poquito de chile serranito para darle un poquito de sabor.



S. P. G. También hay ausencia de información gráfica, los personajes empiezan a aparecer y nunca nos enteramos quienes son, ¿la falta de créditos también tiene que ver con esto último que mencionas?.

C. H. También forma parte. En principio el espectador está muy acostumbrado al lenguaje televisivo, está alguien hablando y lee, Juanito Pérez. Psicoanalista. ¡Ha, es un psicoanalista!. Pero si la gente te empieza a hablar y no sabes quién es, te empiezas a cuestionar ¿y este quién es?, ¿y aquel? Y poco a poco la película te va revelando estos secretos, quienes son, y si te quedo alguna duda, ya al final tenemos nuestro árbol genealógico de la gran familia que hizo este personaje.



S. P. G. Los créditos de la película son como un gran postre luego del banquete  culinario, son ingeniosos, creativos, es una diversión inteligente.

C. H. Nos costó mucho trabajo, al igual que lo que mencionabas de la música, fueron muchos, muchos, muchos meses de probar cosas diferentes hasta que llegamos a eso. De hecho la película fue muy difícil de editar, tengo que hablar de Valentina Leduc como editora, es un oráculo, es, de verdad una gran contadora de historias, esta película no sería la película que es sin Valentina y me enorgullezco de haber podido trabajar con ella, además, fue muy disfrutable el proceso. Nos tardamos casi 4 años en editar la película porque era una película muy compleja de editar, que tuviera el equilibrio perfecto entre esta parte cómica pero hay una historia detrás, una historia de familia, una historia complicada. Que fuera ligera pero que al mismo tiempo tuviera estos momentos emocionales, ya que realmente estamos hablando de la vida, que no nada más estamos haciendo un divertimento. Entonces cada elección de una canción, conseguir los derechos y ver si los podíamos pagar, a veces si, a veces no, entonces regresas otra vez para que todo quedara, es como cuando te pones a hacer un vuelve a la vida, si le pones demasiado tomate no te queda bien.



S. P. G. Con respecto a la migración, tienes toda la razón, el fenómeno migratorio siempre se ve de sur a norte, y aquí es la gringa con su hijo chiquito de tres años que abandona todo y se viene a México y el retorno es impresionante, lo dice el hijo, que no se acostumbraba a los gringos, el ya era mexicano. Ella dice una frase tajante: “La neta, uno es de donde vive y no de donde nace”.

C. H. Esa es la verdad, la neta es que somos de donde vivimos, no de donde nacemos y esto es una condición mundial, en este mundo globalizado hay muchas familias interculturales, que cuando estas lejos de tu propio país extrañas, pero también te estás creando, estás haciéndote otra persona y yo creo que eso le pasa a los personajes de esta película y además me enorgullezco de que John, finalmente a raíz de hacer esta película decide dejar Estados Unidos luego de 18 años y regresarse a vivir a México. Esta película forma parte de la película.

S. P. G. Ella es una mexicana que nunca pierde el tono pocho.

C. H. Es una americana en Acapulco, si es americana porque nación en Estados Unidos pero lleva 40 años viviendo en México y 40 años de acapulqueña y su orgullo es estar luchando por Acapulco, eso es muy bonito porque es de deveras.


S. P. G. Luego de una larga pausa, ya que la película se estreno en el 2010 en Guadalajara, Vuelve a la vida llega a las salas cinematográficas.

C. H. Me encantaría que la gente se atreva a ver documentales. Esta película es un buen ejemplo de que un documental puede ser muy divertido, la experiencia es completa, no se pierden de nada. Cuando tu dejas que la gente te platique sus historias, que eso es lo que hacemos en el documental, las historias son muy potentes, cuando nada mas eres tu el que está contando, más vale que cuentes algo muy personal porque cuando empiezas a hablar de otros, el documental siempre va a ser más poderoso, sobre todo si nos salimos del cajoncito de “cine documental” y empezamos a brindarle al espectador oportunidades de realmente tener una gran experiencia a través de una gran historia de una manera viva, divertida, con todos los elementos que una película tiene: música, emociones, risas, la gente se muere de risa durante toda la película, la gente se divierte. Tienen que dar ese paso.


VUELVE A LA VIDA

Director: Carlos Hagerman

Guión: Carlos Hagerman y John Grillo

Reparto: Roberto Balderas, John Grillo, Alejandro Martínez

Fotografía: John Grillo

Edición: Valentina Leduc

Producción: La Sombra del Guayabo, FOPROCINE

Productores: Carlos Hagerman, Martha Sosa

Distribución: ND Mantarraya

Duración: 72 min

País: México


FESTIVALES

Festival Internacional de Cine de Guadalajara 

Docs DF

Documenta Madrid


Consulte cartelera

Apoyemos al cine me

No hay comentarios:

Publicar un comentario