Translate

domingo, 30 de junio de 2013

CONOCE EL ESTADO DURANGO



Por Secretaria de Turismo de Durango.


Durango combina todo lo que un viajero desea: Naturaleza, Cultura, Infraestructura para el turismo de Negocios, Aventura, gastronomía y mucha diversión.



Ubicado en el corazón del Altiplano Central mexicano, a 898 kilómetros de la ciudad de México, Durango es reconocido por ser un estado minero por excelencia, puente cultural y comercial entre el norte y centro de México; sin embargo, es mucho más que eso. Se trata de todo un destino turístico, que ofrece hermosos paisajes, calles y corredores donde se vive parte de la  historia de México, así como la experiencia de practicar deportes extremos. Conoce más de Durango a través de sus museos y revive el western en las distintas locaciones  cinematográficas con las que cuenta.

En Durango podrás disfrutar en especial de su gran riqueza cultural. De hecho es el estado mexicano que posee más sitios considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: 19 en total, que forman parte de la ruta histórica minera  camino real de Tierra Adentro. Uno de estos sitios es el centro Histórico de su capital, en donde se encuentra la Catedral Basílica Menor,  el templo más hermoso del norte de México.



Además, Durango   ofrece  experiencias llenas de adrenalina a quienes gustan de la aventura. Su sierra es ideal para la práctica  de deportes como la bicicleta de montaña, el rapel y escalada. Te recomendamos ir preparado para acampar o, si prefieres la comodidad, hay excelentes opciones para cabañas completamente equipadas.

Gracias   a la belleza de estos paisajes desérticos y boscosos, Durango se ha convertido además en una estrella de cine. El estado ha servido de escenario a cientos de películas de gran presupuesto, especialmente del género western, debido a sus parajes tan similares al Viejo oeste de estados Unidos. Algunas de las más destacadas con Bandidas (2008) y La máscara del zorro (1997). Lo mejor de  todo es que los visitantes pueden dar un paseo  por los sets cinematográficos abiertos al público, en donde también podrás  disfrutar de una buena comida con antojitos típicos del lugar, paseo a caballo, y un espectáculo al estilo western.


Asimismo, Durango está comprometido con el turismo de negocios. Cuenta con un Centro de Ferias y Exposiciones, uno de los más grandes  y equipados de la República, así  como con el centro Cultural y de Convenciones del Estado, una espléndida obra arquitectónica de estilo neoclásico, que tiene capacidad para eventos de más de 5 mil personas. Además posee diversos recintos ideales para exposiciones y congresos, ubicados principalmente  en la región de la Laguna, núcleo económico e industrial duranguense.


Durango al natural , adrenalina y paz.

El repertorio de atractivos naturales de Durango puede complacer tanto a  quienes buscan experiencias emocionantes, como a los que desean encontrar tranquilidad, fuera del ruido de la ciudad. Adrenalina, naturaleza y paz cerca de la capital.



La sierra duranguense  regala fascinantes entornos, entre los que destaca mexiquillo. Aquí se encuentra el famoso conjunto de peñascos con formas llamativas conocido como Jardín de piedra, así como la impresionante cascada de mexiquillo, de 20 metros de altura; el arroyo de Paso Resbaloso.
Si quieres adentrarte un poco  más te recomendamos visitar sus parques  y reservas eco-turísticas, donde encontrarás muchas opciones  de recreación . entre ellas se encuentran Otinapa, parque turpistico ubicado  a 50 kilómetros  de la capital, que ofrece la oportunidad de realizar actividades al aire libre ; y el Tecuán, parque nacional ideal para acampar, con gran riqueza de flora y fauna.
Gastronomía durangueña para paladares originales.

La selección de platillos tíspicos duranguenses es resultado de la fusión cultural de las tradiciones del norte y sur de México, así como de la  cultura ibérica y de los pueblos indígenas.



Algunas de las delicias más representativas son el caldillo durangueño, famoso por su sabor picante, los patoles durangueños, frijoles blancos servidos con chorizo, jamón y tocino, y el mole almendrado, aderezo agridulce que se pone a otros platillos.

Entre los antojitos y dulces característicos rncontramos los tamales de chile colorado y el queso de tuna, así como los “orejones”,golosina de fruta secada al sol; y las gorditas, especie de empanadas fritas rellenas de carne, queso o picadillo.

En Durango encontrarás una amplia selección de restaurantes que van de la cocina oriental hasta la internacional. La fusión de productos de la región convierten a la cocina durangueña en toda una esperiencia gastronómica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario